Anticipo nuestro encuentro.

miércoles, 13 de febrero de 2008

 


Disfruto las caricias de tus palabras antes de poderlas sentir en mi piel.

Sonrío al traer hasta aquí tu presencia, esa que siempre queda pendiente de mí, e hilvana los planes, el horario de mi llegada. En pocos días nos veremos.

Sé que besarás mis labios suavemente cuando llegue y desearé tenerlos en mi cuello, muy cerca de la nuca. En el camino, pondrás mi dedo índice entre tus labios, lo acariciarás suavemente con tu lengua, dejando que adivine lo que sentiré cuando ésta recorra otras partes de mi cuerpo. Me desvestirás con tu mirada y luego con tus manos de artista me harás sentir en rincones que tenía olvidados. Pasaremos esa primera noche tocándonos y hablando con murmullos para no despertar al tiempo y tener una noche más larga.

Al llegar la mañana siguiente, sólo estará mi olor en tu entrepierna cuando recorra con mi lengua todo tu cuerpo.

2 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Este insomnio ya me gusta más.

Besos.

Glotonios dijo...

!La Virge Santa, Sylvana! Qué placer tenerte entre l@s nuestr@s.